8 mazo 2018

Manifiesto 8 de marzo del 2018.


Buenos días a todas y a todos:
    Otro año más nos encontramos para celebrar el 8 de marzo día internacional de la mujer trabajadora.
    Este año nuestra asociación cumple 30 años, fuimos pioneras en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, y desde el primer momento de la creación de Al Alba una de nuestras prioridades fue y sigue siendo la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres.
    Una igualdad por la que hay que seguir luchando ya que las mujeres somos la mitad de la humanidad. Una mitad sobrecargada porque según la ONU las mujeres realizamos el 2/3 del trabajo mundial necesario para la vida, pero sólo el 20 % de ese trabajo es remunerado, por el 80% restante no recibimos ni sueldo ni reconocimiento social.
    El cuidado de la vida, las llamadas tareas reproductivas, desde la comida diaria al cuidado en el hospital de las personas enfermas o las tareas del cole, sigue estando a cargo de mujeres. También somos nosotras las que participamos más activamente en las asociaciones y colectivos que luchan por mejorar las condiciones de vida, no hay mas que mirar las AMPAS, las asociaciones vecinales, o las actividades de los centros cívicos.
    Para colmo aquellas mujeres que no tienen un empleo la sociedad las considera población inactiva o dependiente. Desde cuando desde la "no actividad" se limpia el polvo, se hace la compra, se plancha la ropa…. No es magia, es trabajo. Quien es dependiente de quien, quien aporta un salario para por ejemplo comprar los garbanzos o quien aporta sus conocimientos y su trabajo para transformarlos en cocido???.
    La misma sociedad que mira hacia otro lado ante las violencias machistas, nos violan, acosan, maltratan y asesinan… y sigue habiendo quien piensa que algo hemos hecho para merecerlo. Y sigue habiendo jueces que piensan que un maltratador que ha asesinado a su mujer es un buen padre.
    Toda esta realidad es la que ha llevado al movimiento feminista es decir a las mujeres, asociaciones y colectivos que luchamos por la igualdad, a convocar para el 8 de marzo del 2018 una huelga a la que todas las mujeres estamos llamadas a participar y a la que como asociación de mujeres nos sumamos.
    Pero la huelga feminista no es una huelga que sólo afecta al mundo laboral (fabricas, despachos, escuelas, oficinas,…) es una llamada contra cualquier tipo de violencia, de discriminación, de injusticia que vivimos las mujeres en todos los ámbitos de la vida por el mero hecho de haber nacido mujer. Por eso es una huelga laboral, de consumo, de cuidados y estudiantil.
    La huelga nos incluye a todas. A las que tenemos empleos remunerados y a las que trabajan en su casa o en casa ajena, a las que cuidan personas mayores, niños y niñas, personas dependientes, con sueldo o sin él, a las mujeres de los barrios, de las ciudades, de los pueblos, a las de todos los orígenes, a las de todas las edades, a las de todas las identidades.
    A todas nosotras, esta huelga nos invita a parar, a dejar por unas horas de sacarlo todo adelante para que la sociedad se dé cuenta del valor que aportamos.
    Desde la asociación de mujeres Al Alba queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro trabajo y esfuerzo para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.

08 marzo 2017
8 marzo 2017

Manifiesto 8 de marzo del 2017.

Buenos días a todas y a todos:
    Otro año más nos encontramos en esta plaza para celebrar el 8 de marzo día internacional de la mujer trabajadora.
    Nuestra asociación, que es pionera en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, desde el primer momento de su creación consideró que una de nuestras prioridades era luchar por la igualdad de mujeres y hombres.
    Hace 29 años decidimos que una forma de aportar en esta lucha era salir a la calle el día 8 de marzo, realizando una actividad que entonces era fundamentalmente masculina, una carrera de mujeres.
    Hoy ya no corremos, marchamos pero seguimos con paso firme y constante reclamando la igualdad y luchando contra la violencia que sufrimos las mujeres por el mero hecho de haber nacido mujer.
    Hoy ya no somos un pequeño grupo de mujeres, cada día somos más las mujeres y también los hombres que deciden tomar este camino.
Hoy 8 de marzo del 2017 también queremos tener presente a todas la mujeres victimas de la violencia machista.
    La violencia de género es una lacra que no llegamos a erradicar, cada vez los violentos son más jóvenes, cada año aumenta el nº de mujeres asesinas por sus parejas o ex parejas, cada vez es más necesario el compromiso de toda la sociedad para luchar contra esta violencia.
    Hoy nos acompañan un grupo de alumnos y alumnas de los institutos Galileo Galilei y Fuensanta que han querido sumarse a esta celebración. Nos alegra ver que la juventud va cogiendo el testigo de la lucha por la igualdad, ellos y ellas son el futuro. Os animamos a seguir en este camino.
    Desde la asociación de mujeres Al Alba queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro trabajo y esfuerzo para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.

8 marzo 2017

Galvany
8 de marzo
Manifiesto 8 de marzo del 2016.

Buenos días a todas y a todos:
    Otro año más nos encontramos en esta plaza para conmemorar el 8 de marzo día internacional de la mujer trabajadora.
    Este es el día de todas las mujeres, las que salen todos los días a trabajar fuera de casa y las que sin un empleo, o un sueldo, trabajan todos los días, y mucho, dentro de sus hogares.
Hoy es un día para conmemorar la lucha de las mujeres por unas condiciones de trabajo iguales a la de los varones y que el trabajo del hogar sea reconocido y valorado socialmente.
    Hoy es un día para reivindicar la igualdad entre hombres y mujeres y Al Alba como asociación pionera en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, siempre hemos tenido entre nuestras prioridades la luchar contra la discriminación y las desigualdades que sufrimos las mujeres por el mero hecho de haber nacido mujer.
    Esta desigualdad alimenta la violencia machista y su expresión mas extrema, la muerte a manos de la pareja o expareja.
    Por eso cuando hay un asesinato de una mujer los colectivos nos manifestamos y gritamos ¡Basta Ya, de tanto horror! Pero somos la voz que clama en el desierto.
    No se puede permitir que en un día hayan asesinado a tres mujeres, o que en lo que va de año ya sean las mujeres asesinadas, pero la sociedad permanece muda, impasible, o sólo se oye el comentario de "pobrecita" y no nos damos cuenta que se esta perdiendo lo más hermoso que tiene el ser humano, la vida, una vida arrebatada, que deja unas secuelas tremendas: niñas y niños, incluso bebes, que se quedan sin su madre, que jamás podrán escuchar una palabra de ternura materna, un te quiero, una sonrisa, un aquí estoy a tu lado, para quererte, escucharte y protegert
    Todo esto se ve truncado en manos de un asesino para el que, la vida de la mujer a la que decía amar, no vale nada, al que no le importa arrebatar a su descendencia la posibilidad de usar una de las palabras más hermosas Mama.
    Tenemos que aprender, hombres y mujeres, a mantener unas relaciones de pareja basadas en el amor, el respeto, la libertad, la confianza y la igualdad.
No nos vendría mal a las mujeres recordar a nuestras antepasadas las mujeres Celtas que eran educadas libremente como los hombres. Ellas elegían a su compañero de vida y nunca podían ser obligadas a una relación que no querían. Eran enseñadas a trabajar para que pudieran garantizar su sustento y ser personas independientes. En cuanto el amor la primera lección era:
"Ama a tu hombre y comparte la vida con él, pero solamente si ambos representan, uno para el otro, lo que la Diosa Madre enseñó: AMOR, COMPAÑERISMO Y AMISTAD"
Jamás permitáis que ningún hombre os esclavice: nacisteis libres para amar y no para ser esclavas. Y sobre todo no permitáis perder la dignidad de ser MUJER
    Desde la asociación de mujeres Al Alba, hoy 8 de marzo no sólo queremos gritar ¡Basta Ya, de tanto horror! Sino que queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia machista y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.
Gracias por acompañarnos.

8 de marzo
8 marzo 16
Conferencia Camile

Manifiesto 8 de marzo del 2014.


Buenos días:
    Hace ya 25 años que la Asociación de Mujeres Al Alba organiza, en este día internacional de la mujer trabajadora, una actividad para que las mujeres ocupemos el espacio publico,  y nos hagamos visibles como ciudadanas, no sólo como hijas, madres o abuelas, sino también como mujeres trabajadoras, con suelo o sin él, mujeres que aportan día a día su esfuerzo y su trabajo para construir un mundo en igualdad.
    Mujeres que sufrimos especialmente esta crisis económica, en el ámbito laboral y en la vida familiar.
    En el trabajo cada vez nos resulta mas difícil tener un empleo en condiciones y en la mayoría de los casos  somos las primeras en ser despedidas, porque la sociedad todavía considera que nuestro empleo es secundario y que es el hombre, el padre de familia, el que debe tener un sueldo, sin embargo somos nosotras las que echamos horas sin asegurar limpiando, guisando, planchando… cuando se acaba el paro. 
    Pero también, en esta que se supone que es nuestra tarea en la sociedad, la de cuidar el bien vivir de nuestra familia y garantizar que sus necesites básica estén cubiertas, lo tenemos cada vez mas difícil: hay que echar muchas cuentas para llevar a final de mes, hay que hacer mucha cocina creativa para dar de comer todos los días con unos suelos, cuando los hay, cada vez mas bajos, cuando siguen subiendo la luz, el agua…  Cada vez están peor las cosas, los recortes en Sanidad, Educación, Servicios Sociales, repercuten en las familias y nos sobrecargan a las mujeres. Cuando se quita una ayuda a domicilio o una de dependencia, es una mujer la que suele tener que renunciar a su tiempo para atender a esa persona mayor, cuando se quita la ayuda a los comedores escolares, son las mujeres las que tienen que sacar tiempo para preparar la fiambrera,  
    Hoy 8 de marzo Al Alba, como asociación de mujeres pionera en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, nos sentimos en la obligación de transmitir a la sociedad nuestra preocupación por esta situación que estamos sufriendo las mujeres, que es otra manifestación de la violencia de género. 
    Queremos tener presentes en este día de lucha a todas las mujeres, de España y del mundo entero que sufren esta violencia en sus expresiones más cruda, el maltrato, la violación, el asesinato.
    Esta violencia es una lacra que no llegamos a erradicar, cada vez los violentos son más jóvenes, cada año aumenta el nº de mujeres asesinas por sus parejas o ex parejas, cada vez es más necesario el compromiso de toda la sociedad para luchar contra esta violencia.
    Desde la asociación de mujeres Al Alba queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.
Gracias por acompañarnos.

Manifiesto 8 de marzo del 2013.

   Buenos días a todas y a todos:

    Hace ya 25 años que la Asociación de Mujeres Al Alba organiza, en este día internacional de la mujer trabajadora, una actividad para que las mujeres ocupemos el espacio publico, y nos hagamos visibles como ciudadanas, no sólo como hijas, madres o abuelas, sino también como mujeres trabajadoras, con suelo o sin él, mujeres que aportan día a día su esfuerzo y su trabajo para construir un mundo en igualdad.

    Mujeres que sufrimos especialmente esta crisis económica, en el ámbito laboral y en la vida familiar.

    En el trabajo cada vez nos resulta mas difícil tener un empleo en condiciones y en la mayoría de los casos somos las primeras en ser despedidas, porque la sociedad todavía considera que nuestro empleo es secundario y que es el hombre, el padre de familia, el que debe tener un sueldo, sin embargo somos nosotras las que echamos horas sin asegurar limpiando, guisando, planchando … cuando se acaba el paro.

    Pero también, en esta que se supone que es nuestra tarea en la sociedad, la de cuidar el bien vivir de nuestra familia y garantizar que sus necesites básica estén cubiertas, lo tenemos cada vez mas difícil: hay que echar muchas cuentas para llevar a final de mes, hay que hacer mucha cocina creativa para dar de comer todos los días con unos suelos, cuando los hay, cada vez mas bajos, cuando siguen subiendo la luz, el agua, …. Cada vez están peor las cosas, los recortes en Sanidad, Educación, Servicios Sociales, repercuten en las familias y nos sobrecargan a las mujeres. Cuando se quita una ayuda a domicilio o una de dependencia, es una mujer la que suele tener que renunciar a su tiempo para atender a esa persona mayor, cuando se quita la ayuda a los comedores escolares, son las mujeres las que tienen que sacar tiempo para preparar la fiambrera.

    Hoy 8 de marzo Al Alba, como asociación de mujeres pionera en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, nos sentimos en la obligación de transmitir a la sociedad nuestra preocupación por esta situación que estamos sufriendo las mujeres, que es otra manifestación de la violencia de género.

    Queremos tener presentes en este día de lucha a todas las mujeres, de España y del mundo entero que sufren esta violencia en sus expresiones más cruda, el maltrato, la violación, el asesinato.

    Esta violencia es una lacra que no llegamos a erradicar, cada vez los violentos son más jóvenes, cada año aumenta el nº de mujeres asesinas por sus parejas o ex parejas, cada vez es más necesario el compromiso de toda la sociedad para luchar contra esta violencia.

    Desde la asociación de mujeres Al Alba queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.

Gracias por acompañarnos.

Manifiesto en la DiputaciónManifiesto 8 marzo 2013Manifiesto en el Ayuntamiento

Manifiesto en la Diputación                Manifiesto 8 de marzo              Manifiesto en el Ayuntamiento

Manifiesto 8 de marzo del 2012.

     Buenos días a todas y todos:

    Otro año más nos encontramos en esta plaza para conmemorar el 8 de Marzo, día internacional de la mujer trabajadora.
    Conviene no olvidar lo que todos los años nos trae a esta plaza, un homenaje a todas las mujeres que durante años han luchado por la igualdad y el trabajo.
    En este tiempo de crisis y recortes (del cual no somos responsables), las mujeres seguimos soportando todo el peso de las responsabilidades familiares y domesticas.
    Nuestra asociación, que es pionera en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, desde su creación consideró que una de nuestras prioridades era luchar por la igualdad de mujeres y hombres.

    Hace 24 años, decidimos que una forma de aportar nuestro granito de arena en esta lucha, era salir a la calle el día 8 de marzo, realizando una actividad que entonces era fundamentalmente masculina, una carrera de mujeres.

    Hoy ya no corremos, marchamos pero seguimos con paso firme y constante reclamando la igualdad y luchando contra la violencia que sufrimos las mujeres por el mero hecho de haber nacido mujer.

    Hoy 8 de marzo del 2012, también queremos tener presentes a todas las mujeres victimas de la violencia machista. 
    La violencia de género es una lacra que no llegamos a erradicar, cada vez los violentos son más jóvenes, cada año aumenta el nº de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas, cada vez es más necesario el compromiso de toda la sociedad para luchar contra esta violencia.
    Desde la asociación de mujeres Al-Alba queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.
    Gracias por acompañarnos y para terminar queremos hacer nuestras las palabras del poeta Mario Benedetti:

 

No nos rendiremos, aún estamos a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
de aceptar nuestras sombras,
de enterrar nuestros miedos,
de liberar el lastre,
y retomar el vuelo.

Abrir las puertas,
quitar los cerrojos,
abandonar las murallas que nos protegieron,
vivir la vida y aceptar el reto.

Recuperar la risa,
ensayar el canto,
bajar la guardia y extender las manos.
Desplegar las alas e intentar de nuevo,
celebrar la vida y retomar los cielos.

No nos rendiremos, no cederemos,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda y se calle el viento.
Aún hay fuego en nuestras almas,
aún hay vida en nuestros sueños.

Porque no estamos solas,
porque os queremos. 
AL-ALBA

8 marzo 2012
8 de marzo

Manifiesto 8 de marzo del 2011.

Buenos días a todos:

    Otro año más nos encontramos en esta plaza para conmemorar el 8 de Marzo, día internacional de la mujer trabajadora.
    Nuestra asociación, que es pionera en el movimiento asociativo de mujeres en Córdoba, desde el primer momento de su creación consideró que una de nuestras prioridades era luchar por la igualdad de mujeres y hombres.
    Hace 23 años, decidimos que una forma de aportar nuestro granito de arena en esta lucha, era salir a la calle el día 8 de marzo, realizando una actividad que entonces era fundamentalmente masculina, una carrera de mujeres. Hoy ya no corremos, marchamos pero seguimos con paso firme y constante reclamando la igualdad y luchando contra la violencia que sufrimos las mujeres por el mero hecho de haber nacido mujer.

    Hoy ya no somos el pequeño grupo que comenzó su andadura en Al-Alba, cada día somos más las mujeres y también los hombres que deciden tomar este camino.
Hoy 8 de marzo del 2011 recordamos al grupo de trabajadoras de una fábrica textil de Chicago, que tras varios días de encierro para exigir unas mejores condiciones de trabajo, fueron asesinadas en la fábrica.
    Evidentemente no celebramos la muerte, sino la lucha de estas y otras muchas mujeres que entregaron y desgastaron su vida luchando por mejorar las condiciones de trabajo y de vida de la humanidad.
    Hoy 8 de marzo del 2011 también queremos tener presente a todas las mujeres victimas de la violencia machista.
    La violencia de género es una lacra que no llegamos a erradicar, cada vez los violentos son más jóvenes, cada año aumenta el nº de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas, cada vez es más necesario el compromiso de toda la sociedad para luchar contra esta violencia.
Desde la asociación de mujeres Al-Alba queremos manifestar públicamente nuestro compromiso de luchar por la igualdad y contra la violencia y queremos comprometernos a seguir aportando nuestro granito de arena para hacer posible una sociedad mejor, más justa e igualitaria.

    Gracias por acompañarnos y para terminar queremos hacer nuestras las palabras del poeta Mario Benedetti:

 

No nos rendiremos, que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir los sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y,
destapar el cielo.

No nos rendiremos, no cederemos,
aunque el frío queme,
aunque el miedo muerda,
aunque el sol se esconda
y se calle el viento.
Aún hay fuego en nuestras almas,
aún hay vida en nuestros sueños.

Porque no estamos solas,
porque os queremos.

AL-ALBA

8 de marzo 2013

8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

    1910 fue el año en que se reconoció un día exclusivamente dedicado a las reivindicaciones y la lucha de las mujeres, por sus derechos y dignidad como mujeres y como ciudadanas. En este siglo transcurrido, mucho han luchado las mujeres por conquistar derechos fundamentales que las equipare a los hombres; han tenido que luchar contra el sistema capitalista que las explotaba al máximo, con jornadas de trabajo de 10 o más horas; contra el machismo que las marginaba negándoles facultades innatas en el ser humano, sin diferenciación de sexo; la cultura era un privilegio sólo de las clases pudientes (que también marginaban a sus mujeres); los trabajadores, y menos las mujeres, no tenían acceso a ella.
    Con la celebración del 8 de Marzo como Día Internacional de la Mujer se pretendía que en todos los países las mujeres salieran a la calle poniendo de manifiesto sus reivindicaciones: jornadas de trabajo de 8 horas, a igual trabajo, igual salario, y cosas así de sencillitas, pero en los primeros años del siglo pasado, al capitalismo le parecía una osadía por parte de las mujeres, por lo que eran represaliadas y hasta no dudaron en incendiar la histórica fábrica textil de Nueva York donde perecieron un gran número de trabajadoras.
    En nuestros días, afortunadamente y gracias a la lucha de los pueblos, de hombres y mujeres, la sociedad ha cambiado, las mujeres vivimos en un contexto diferente. Hemos conseguido, con nuestra lucha, arrancar derechos que eran de todos, pero que a las mujeres les estaban vetados; el más importante fue el derecho al voto, el acceso a la cultura y otros muchos, pero todavía, en nuestra sociedad, hay muchas desigualdades: las mujeres siguen ganando menos que los hombres; en los puestos de dirección de todos los estamentos políticos, económicos y sociales, a las mujeres les es más difícil llegar; en épocas de crisis, el paro se feminiza y sobre ellas recae la ingente tarea de que la familia sobreviva; el cuidado de los mayores se piensa que es tarea de las mujeres y hasta de los nietos hay que cuidar para ayudar a los hijos a que hagan frente a todas las necesidades que esta sociedad capitalista y globalizada nos impone.
    Todo esto nos demuestra que tenemos que seguir luchando por conseguir condiciones de vida más acordes con nuestros tiempos, por un trabajo digno y estable que nos permita realizarnos como personas.
    Todos los años celebramos el 8 de marzo como el Día de las Mujeres, pero, cada vez más, va perdiendo el carácter reivindicativo. Conviene no olvidar de donde parte y que muchas mujeres que nos precedieron dedicaron todo su tiempo, e incluso su vida, a que fuera una realidad.

 

Ana Claro
Asociación de Mujeres Al Alba

Día internacional de la mujer
Webmaster Malbam.es